‘At Waterloo Napoleon did surrender’

Humo. Rabia y dolor. Y muerte a su alrededor. Demasiada, más de la que preveía. El escenario que tiene ante sus ojos es gris.

Entre jirones desgajados por la parca asoma un campo plagado de cadáveres; dieciséis horas antes, después de que los cielos dejaran de derramar toda el agua del mundo, lo pisaban centenares de miles de soldados. Apenas podían despegar los pies del barro, ni mucho menos empujar los cañones para situarlos en el punto exacto. La caballería pocas veces se había visto en una parecida. Pero él lo quiso así. El Emperador, aclamado por su pueblo a la vuelta de esa maldita isla donde le encerraron durante largos meses, haría lo posible y lo imposible por devolver la gloria a Francia. Y eso debía suceder en las tripas del Mont Saint Jean, cerca de un pueblecito llamado Waterloo. Todo eso lo recuerda ahora, horas después de ser derrotado, prácticamente aniquilado todo su ejército; que huyó ante el empuje de las tropas comandadas con Wellington. Ese viejo zorro se la había jugado de nuevo, como en España. Ni los viejos granaderos de la Guardia Imperial pudieron darle esa victoria que ansiaba como nada. Cayeron. Como la infantería, la caballería, la artillería… Nada. Nada salió como planeó. Por no estar allí, junto a sus hombres, dirigiendo el combate. Los malditos dolores, que le apartaron de la gloria, y que ahora, en la derrota, siente con mayor crudeza. La humillante retirada, la huida para no ser capturado por el enemigo, que le derrotó de manera tan brillante. Ese maldito Duque de Wellington.

Quizás en todo esto pensara Napoleón Bonaparte, al que hoy hace doscientos un años le regalaron la mayor derrota que nunca sufrió. Y fue allí, en Waterloo, donde perdió. Los libros de historia recuerdan ese día, los movimientos tácticos cual partida de ajedrez, la batalla, su desarrollo. Y también ABBA, que algún siglo después venció en otro campo de enfrentamiento de naciones más pacífico llamado Eurovisión gracias a ese lugar llamado Waterloo. Lo que no pudo conseguir Napoleón.

Waterloo-French_cavalry

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies