Hoy, en ‘Citius, altius, fortius’… El Edicto de Worms

El Edicto de Worms tiene su enjundia. Ya os conté hace unas semanas que Lutero la lio parda el 31 de octubre de 1517, cuando se le ocurrió poner de vuelta y media al Papa Santo de Roma y a toda la Iglesia católica en sus ya famosas 95 tesis; que le obligaron a viajar cuatro años después de lo sucedido hasta Worms para presentarse ante el mismísimo emperador, un imberbe Carlos V, y allí retractarse de todo lo dicho; y que por sus santas razones no se desdijo ni quitó una mísera coma de aquellas 95 tesis, ni mucho menos se arrepintió de lo dicho y escrito. A él le iban a ir con esas.

fue-proclamado-el-edicto-de-worms-600x310Así que, tal que hoy hace 496 años, mi colega Carlos y el cardenal Girolamo Alejandro proclamaron el Edicto de Worms contra Lutero. Y tiene guasa el dichoso edicto. Para empezar, se le declaraba prófugo -se largó mucho antes de que se proclamara tal edicto- y hereje. Hasta aquí, lo normal, lo esperable en la época. Lutero fuera de la Iglesia y, como consecuencia, un cisma de tres pares de narices que ahí sigue y lo que te rondaré, morena. Vale. Lo mejor viene a continuación: a Lutero se le consideró un bandido y, asimismo, se prohibió la lectura de sus obras y su posesión bajo pena de castigos de todo tipo, tanto humanos como divinos. Y la traca final: se permitía a cualquiera darle matarile sin que eso supusiera consecuencia penal alguna. Leña al manzano hasta que caigan sus manzanas y cuando caigan, a pisotearlas bien, que no quede ni una viva. Lo mismo.

Fue tal la indignación que despertó el Edicto de Worms que, hasta los más moderados, que veían los toros desde la barrera, se pusieron más calientes que el palo de un churrero. ¿Y Lutero? Vivió oculto durante una temporada para evitar males mayores. Siglos después le pasó algo parecido al escritor británico Salman Rushdie, aunque lo suyo fue con otro palo de la baraja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies