Hoy, en ‘Una vida en diez líneas de Word’…

Tuvo su éxito y todavía lo tiene. Un público, una trayector

ia, unas canciones. Sí, porque el protagonista de hoy es cantante y sigue vivo. Y con una base musical aprendida en el conservatorio a tener muy en cuenta. Base que le dio para formar parte de una orquesta juvenil de un estilo que ama, pero al que no se dedicó. Lo suyo fue -y es- otra cosa. Y eso surgió al calor de la oscuridad, donde el nombre que tomó cogió pronto fama. Así fue cómo el protagonista de hoy fue ganando peso en la música. Una voz y un estilo inconfundibles que le han valido premios de todo tipo. Y eso que él éxito no le llegó aquí sino al otro lado del Atlántico, donde se le tiene en alta estima. Problemas de salud le apartaron por un tiempo, aunque regresó en cuanto pudo. Porque la música es su vida. Y sí, que su voz es la que es, pero servidor le ha visto con una trompeta en las manos y hace virguerías. Lo juro por lo que haga falta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies