Hoy, en ‘Una vida en diez líneas de Word’…

¿Guapa o fea la protagonista de hoy? Depende de los ojos con los que se la mire. Si hacemos caso a todo el mundo, de lo primero era un rato. Si hacemos caso a los que saben, dejaba atrás por poco la categoría de callo malayo. Y aun así… Telita con ella. A la protagonista de hoy se las dieron de todos los colores e incluso intentó salvarse recurriendo a cosas inimaginables, pero ni por esas… Hasta que la salvaron el culo, literalmente. Unos extranjeros, que se las tenían tiesas entre ellos. Y la protagonista aprovechó el percal para sacar lo mejor de sí misma y regresar por la puerta grande. Vamos, que lo suyo fue de ovación y vuelta al ruedo. Fueron ésos los mejores años de su vida, sin duda. Lo tuvo todo, pero todo, todo. Y lo mismo le dio que los extranjeros volvieran a enzarzarse entre ellos, que siempre se salía con la suya. Hasta que se le agotó la suerte. A resultas de lo cual, la palmo. Así es la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies