El hundimiento del Britanic

Manda cojones. El destino, esas cosas que pasan, o porque son así. Punto. ¿A que no sabíais que un 21 de noviembre de 1916, o sea, hace ciento dos años, se hundió el Britannic en aguas del Canal de Kea, en el mar Egeo? Britannic. ¿A que os suena de algo? Efectivamente: hermano gemelo del Titanic; y, como tal, también construido en los astilleros de Harland and Wolf, en Belfast. Eso sí, con una clara diferencia temporal: mientras que aquél se iba al fondo del mar matarile, rile, llevándose por delante la vida de más de 1.500 personas, el Britannic todavía era un proyecto a medio construir en el astillero mencionado. Pero acabaron igual, que es lo interesante del asunto. En el fondo del mar, matarile.

Y eso que se tomaron todas las precauciones habidas y por haber tras el desastre del hermano. Así, viendo lo que le ocurrió al Titanic, al Britannic lo diseñaron y construyeron con un doble casco para cubrir el motor y la sala de calderas y se duplicó la cantidad de botes salvavidas a bordo. ¿Para qué? Para nada.

Iba para barco de lujo, como el Titanic, pero fue botado antes de que su interior dejase pasmado a sus invitados. Lujos, los que se pudieron meter. Nada más. Y seis meses después de la botadura va y estalla la Primera Guerra Mundial. Requisado por el Gobierno británico, pasó a ser un buque hospital, y como tal estuvo funcionando un par de años con la guisa que podéis ver en la foto que sigue a estas líneas.

Ya con otro nombre —Barco Hospital de Su Majestad—, partió en 1916 hacia el Mediterráneo para recoger a cerca de 3.000 soldados enfermos y heridos cuando, en el Canal de Kea, un estallido junto a la proa lo paró en seco. En 55 minutos se fue a pique. Total: 29 muertos de 1.125 tripulantes; succionados los dos botes salvavidas en los que trataban de salir de allí por la hélice de babor del navío. Menos que en el Titanic, cierto.

¿Qué pasó? Los ingleses culparon a los alemanes. Que si un torpedo lanzado a traición y tal a sabiendas de que era un buque hospital; y los alemanes, que el Canal de Kea era una zona minada. Entre todos lo mataron y él solito se hundió.

En fin.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies