La novela de Ana y Martín: de documentación va la cosa

Sigo inmerso en el proceso de recopilación de documentación de una parte de la historia. La otra -parece- ya está cubierta. A ello hay que sumar que, a raíz de la documentación encontrada anoche, necesitaba un nuevo personaje que sirviera de nexo entre Ana y Martín. Y he pensado en Juan Mari. Es un estudiante de unos veintipocos años de edad, muy activo, de verbo fácil y un ardor juvenil que le causa malas pasadas. ¿Qué cuántos tienen los otros dos personajes? Ana ronda la cincuentena y Martín ya la supera.

¿Para qué necesito a Juan Mari? Para acompañar a Martín por buena parte de la novela y, de cuando en cuando, para contactar con Ana. Sin Juan Mari, tal y como concibo la historia, ésta no tendría sentido, así que ha sido necesario darle vida en la novela.

Mientras, sigo buscando documentación para la segunda trama de la novela. La labor de recopilar documentación de anoche fue fructífera. A ver qué tal se da la de hoy.

El folio en blanco todavía sigue siendo una quimera. E intuyo que todavía me queda algo de tiempo para enfrentarme a él.

Canción para dar por cerrado el día:

Clic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies