La abdicación de mi colega Carlos

Pues un día como el de hoy de hace 463 años, mi colega Carlos le dijo a todo el mundo que ahí se quedaba, que él se piraba a descansar. Tal cual; que habían sido muchos años de guerrear, de ir de un lado para otro como el baúl de la Piquer —en plan Labordeta (qepd), pero por toda Europa— visitando ciudades, recibiendo a unos y a otros, apagando fuegos…; y que Felipe, su hijo, ya estaba preparado para el marrón que le dejaba. Porque la herencia que ponía en sus manos era eso o más: los franceses, más cabreados que una mona —como siempre—, el avispero de Flandes como para meter la mano dentro y en oriente, el Turco con ganas de jarana. Y Alemania con sus protestantes, que no se me olvide. Pues eso, un marrón.

Y luego, que su salud no era para tirar cohetes. Achaques, unos pocos, y la gota. ¡Ay, la gota! En los últimos años, un horror: ataque por aquí, ataque por allá… Claro que si se hubiera contenido a la hora de comer… Pero, nada. Las comidas, cenas y demás, pantagruélicas; y acompañados de vino y cerveza como si no hubiera un mañana. Y el asedio de Metz de 1552. Un frío del copón. Todo lo vivido y sufrido le convenció de que ya no tenía edad —ni cuerpo— para ir de parranda por ahí. Y eso, con 55 años. Que tampoco era un viejales si lo miramos con ojos de ahora, pero con los de hace casi 500 años… Demasiado machaque.

Así que a eso de las cuatro de la tarde de un día como el de hoy de hace 463 años, un día húmedo de otoño, dijo en Bruselas ante toda la crema de la crema congregada en el Palacio de Coudenberg, que hasta ahí había llegado, que el imperio para su hermano Fernando y España y sus reinos para Felipe, su hijo. Y en la mirada, Yuste. Que ya iba siendo hora de descansar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies